Los perros siempre han sido el mejor amigo del hombre, sin duda. Son una de las mascotas más inteligentes y cariñosas del reino animal. Si se trata bien, tenga la seguridad de que estos bebés peludos traerán amor y lealtad a su hogar.

Lo mejor de tener un perro es poder enseñarle trucos increíbles. No tienes que ser un susurrador de perros como César Millán para hacer esto. Uno de los trucos fáciles que puedes enseñar es dejar que el perro aprenda a temblar. Simplemente siga la guía a continuación:

Enseñarle a un perro a sacudir


  1. Encuentra un lugar en tu casa donde puedas entrenar a tu perro

Los perros son inteligentes pero se pueden distraer fácilmente. Asegúrate de encontrar un lugar en tu casa donde puedas entrenar todos los días sin distracciones. La habitación debe ser de buen tamaño, lo suficientemente grande para que el perro se mueva y se sienta cómodo.

  1. Entrene a su perro antes de alimentarlo o cuando tenga hambre

El sentido del olfato del perro aumenta cuando aún no ha comido, por lo que es perfecto para que aprenda un nuevo truco con ese olor intensificado. Asegúrate de que el perro no se muera de hambre cuando hagas esto. De lo contrario, el perro terminará frustrado o no aprenderá el nuevo truco.

  1. Pregúntale a tu perro en una posición sentada

Debe bajar casi al mismo nivel que su perro y tenerlo en una posición sentada. Tenga su golosina favorita lista y encienda el gusto de llamar su atención solo hacia usted usando las golosinas como motivación. Después de dejar que huela la golosina, escóndela en la palma de tu mano y comienza a trabajar con tu perro. El peludo debería estar listo para tomar la lección ahora.


  1. Extiende tu palma hacia tu perro

Extiende la palma de tu mano, manteniéndola cerca y sin revelar el bocado dentro y nivelando el área del pecho de tu perro. El instinto del perro es agarrar la golosina por las patas. Cuando el perro haga esto, mantenga las manos abiertas y deje que el perro tome la golosina.

Repite el mismo proceso al menos varias veces hasta que tu perro aprenda lo que estás tratando de enseñar: estrechar la mano. Asegúrese de tener muchas golosinas para estimular su voluntad de seguir aprendiendo.

  1. Pon a prueba a tu perro si sabe agitar

Siga todos los mismos pasos excepto eliminar el uso de golosinas. Esta es una forma de comprobar si el perro ha absorbido y aprendido la lección o no.

Extiende la mano y mira si el perro lo sacude con la pata. Si es así, dele un premio en su lugar para recompensar la respuesta perfecta. Si el perro parece estar confundido sin usar la golosina, hágalo nuevamente con una golosina y continúe para no usarla. Efectivamente, el perro obtendrá lo que le estás enseñando.

No olvide elogiar a su perro una vez que comprenda el truco. La apreciación de la voz le permite al perro saber que está bien. Aman cuando pueden complacer a sus humanos cuando hacen las cosas correctas.

  1. Empiece a añadir la palabra batir

Antes de extender la mano, diga la palabra «agitar» y luego alcance a su perro. Esto ayudará al perro a asociar la palabra con el truco, ayudándole a recordar el truco la próxima vez que repita la palabra. ¡Felicidades! Tu perro ya sabe temblar.

  1. No entrenes demasiado a tu perro

Para que los perros aprendan de manera efectiva, los perros peludos deben aprender durante no más de 10 minutos por sesión. Esto es para crear una relación sana e interactiva con su perro. Nunca obligue a su perro a aprender un truco utilizando medios violentos para que lo haga. Nunca será agradable para ellos y, en cambio, creará un estrés adicional.


Distribuya las sesiones de entrenamiento con su perro a lo largo del día para que tenga algo que esperar. Sea un padre responsable y seguro que tendrá un perro encantador e inteligente.